Sample blog title

Esto dice el Señor:
"Todavía es tiempo. 
Vuélvanse a mí de todo corazón,
con ayunos, con lágrimas y llanto; 
enluten su corazón y no sus vestidos.
(Joel 2, 12-18)

La Cuaresma comienza con el Miércoles de Ceniza.
Hoy recibimos las cenizas en nuestras frentes, a menudo en forma de una cruz.

Al recibir las cenizas mostramos que queremos vivir la Cuaresma como un tiempo de purificación y deseo santo, ayudado por algunas prácticas evangélicas: la oración, el ayuno y la limosna.

Los cuarenta días de Cuaresma hacen rememoran al tiempo que Jesús pasó en el desierto antes de comenzar su ministerio público. La Cuaresma está destinada a ayudarnos a vivir más efectivamente nuestra vida como cristiano.

Share this post